Urgencias 24hs.   (+5411) 6356 3129

REMOCION DE TATUAJES

Los tatuajes consisten en la inyección de pigmentos en capas profundas de la piel que generan una tinción irreversible de las células. Es muy frecuente que por cuestiones personales, estéticas o laborales, se deseen removerlos.

La remoción puede realizarse con tratamiento láser en la que se requieren sesiones mensuales durante 6 a 12 meses.

La remoción quirúrgica se realiza en una sola intervención de manera ambulatoria, indolora y rápida.

El tamaño del tatuaje, color y zona corporal, son importantes a la hora de indicar el mejor tratamiento para el paciente.

TATUAJES PEQUEÑOS

Los tatuajes pequeños pueden removerse definitivamente en una sola intervención quirúrgica que dura 30 minutos con anestesia local a través de un incisión de la piel extrayendo la piel tatuada para luego suturar los bordes.

Esta técnica también puede realizarse para tatuajes de gran extensión donde debe añadirse un injerto de piel.

TATUAJES GRANDES

En tatuajes de gran extensión o cuando no se desea la cirugía de remoción, se utiliza el tratamiento láser sobre el tatuaje lo que genera el borrado paulatino de las moléculas de pigmento. Se necesitan un mínimo de 6 a 12 sesiones con un frecuencia mensual.

Para la remoción quirúrgica en tatuajes extensos puede realizarse añadiendo injertos de piel del propio paciente.