Urgencias 24hs.   (+5411) 6356 3129

La terapia de reemplazo hormonal natural ha ayudado a mejorar no solo la calidad de nuestras vidas, sino también cuánto tiempo las vivimos.

Terapia de Estrógenos con Pellets

El estrógeno es la hormona más importante de la mujer. Los estudios han demostrado que, sin la terapia de reemplazo hormonal, la pérdida de estrógeno aumenta el riesgo de fallo prematuro del ovario, osteoporosis, enfermedad cardíaca, cáncer de colon, enfermedad de Alzheimer, pérdida de dientes, problemas de visión, enfermedad de Parkinson y diabetes. Mientras más tiempo permanezca una mujer sin la protección de los estrógenos, mayor será el riesgo de consecuencias graves para la salud de estas afecciones.

Hay receptores de estrógeno en una variedad de órganos en todo el cuerpo. Es por eso que el desequilibrio hormonal produce diferentes síntomas, como pérdida de elasticidad de la piel, reducción de los huesos, malhumor y deterioro cognitivo. Por otro lado, cuando los niveles de estrógeno aumentan como lo hacen en la primera semana de la menstruación, su efecto general es aumentar la cantidad de serotonina disponible en los espacios entre las células nerviosas del cerebro. Eso mejora el estado de ánimo. Dentro del cerebro, el estrógeno puede de hecho actuar como un antidepresivo natural y estabilizador del estado de ánimo. Por lo tanto, es esencial que una mujer que padece insuficiencia ovárica prematura o menopausia quirúrgica reciba tratamiento de un médico que entiende las muchas ramificaciones de la enfermedad y está dispuesto y es capaz de satisfacer sus necesidades endocrinas y emocionales.

Terapia de Testosterona con Pellets

Los estudios han demostrado que la terapia con hormonas de testosterona puede proporcionar a una mujer claridad mental, aumentar el tono y la masa muscular, y aumento del libido. Cuando esta hormona está en niveles bajos, las mujeres a menudo se quejan de confusión mental, aumento de peso y tono muscular deficiente, incluso con ejercicio regular.

El efecto de la deficiencia hormonal en el cerebro, los músculos, los huesos, el corazón y el metabolismo puede ser significativo sin la terapia de reemplazo hormonal para las mujeres, y puede ser peligroso para la salud a largo plazo. El cerebro necesita cantidades normales de testosterona en equilibrio con el estrógeno para producir serotonina, que ayuda a mantener el equilibrio emocional. Cuando faltan estas hormonas, una mujer experimentará inestabilidad emocional que a menudo resulta en un aumento de la ansiedad, irritabilidad, alteraciones del sueño, ira, tristeza y depresión.

El sistema musculoesquelético también se ve negativamente afectado por la pérdida de testosterona. Al no tener terapia hormonal bioidéntica, la deficiencia o el desequilibrio de la testosterona puede provocar atrofia muscular, osteopenia, osteoporosis y dolor en los músculos y las articulaciones.